Nicaragua acuerda reanudar diálogo en medio de grave crisis y represión

Escrito por el mayo 28, 2018

Nicaragua acordó este lunes, 28 de mayo del 2018, destrabar el diálogo entre el gobierno de Daniel Ortega y la oposición, tras una intensa jornada de enfrentamientos, protestas y deterioro de la crisis que deja al menos 86 muertos desde abril pasado.

El acuerdo fue alcanzado en una reunión celebrada entre representantes del gobierno y la alianza cívica -formada por estudiantes, sociedad civil y empresarios- con la mediación de los obispos para definir la agenda de negociaciones.

En la cita, el gobierno y la oposición acordaron “reanudar el diálogo nacional” para discutir el tema de la democratización del país, indicaron en una declaración conjunta difundida en Managua.

Los opositores prometieron además “flexibilizar” los bloqueos en las carreteras, una de las principales preocupaciones del gobierno. Ambas delegaciones esperan que los obispos definan la fecha para retomar las conversaciones.

El diálogo fue suspendido el pasado miércoles (23 de mayo) por los obispos, luego de que el gobierno se negó a discutir la propuesta de la oposición de adelantar las elecciones de 2021 para anticipar la salida de Ortega, en el poder desde 2007.

Juan Sebastián Chamorro, delegado de los empresarios, explicó que el gobierno aceptó abordar en la próxima reunión “el tema de la democratización”, pero no se precisó el alcance que tendrá.

Los opositores esperan que el mandatario “cumpla con la promesa de parar la represión” a los manifestantes, dijo por su parte la representante de la sociedad civil, Azahálea Solís.

“Ya sabemos de donde ha venido la represión, las armas están en manos del gobierno”, señaló el dirigente campesino Medardo Mairena.

Protestas y violencia

La sesión se desarrolló en medio de fuertes enfrentamientos entre estudiantes, fuerzas de choque y antimotines, y cortes de rutas en 51 puntos del país.

A eso se sumó la creciente inseguridad que se vive debido a la incursión de grupos armados que disparan, persiguen, secuestran o atacan sin control tanto a opositores como a sedes de entidades públicas, según denuncias de grupos humanitarios.

La oficialista Radio Ya fue incendiada este lunes por “un grupo de encapuchados con arma de fuego” que hirieron en su paso a cuatro agentes, informó la policía.

“Grupos delincuenciales” quemaron también en la madrugada la sede de la fiscalía y de la procuraduría en la ciudad de Masaya, 30 km al sur de la capital.

La no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció que desde la semana pasada se observan “patrullajes de civiles armados en Managua y otras ciudades” que actúan como “fuerzas paramilitares”.

En Managua, esos mismos grupos hirieron el sábado de gravedad a un opositor y secuestraron al menos a dos jóvenes manifestantes, denunciaron sus familiares.

En tanto, un joven que participaba en las manifestaciones murió de un balazo el domingo cuando grupos paramilitares abrieron fuego contra la población en un barrio de la capital, informó el opositor Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) .

El ciudadano Orestes Pérez identificó este lunes, 28 de mayo, el cadáver de su hijo Keller, un estudiante que figuraba como desaparecido, cuyo cuerpo fue hallado el sábado en un predio baldío.

Otros disturbios el fin de semana dejaron otro muerto, elevando a 86 la cifra de fallecidos desde el inicio de las protestas el 18 de abril, mientras que los heridos suman más de 860.

Nuevos ataques y terror  

El lunes se registraron nuevos choques entre estudiantes de la Universidad de Ingeniería y grupos de choque del gobierno en el centro de la capital.

“Nos están atacando con armas”, gritaban los jóvenes.

El ataque, que habría dejado una veintena de heridos, se produjo después que los estudiantes ocuparon el recinto, con lo cual ya son cuatro las Universidades tomadas por los alumnos en Managua.

“Hemos presenciado el ataque brutal del aparato de represión del régimen” contra los estudiantes, afirmó en las redes la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, quien se encontraba en el lugar junto con la activista humanitaria nicaragüense Bianca Jagger.

Durante el ataque fueron agredidos al menos tres periodistas, dos de ellos integrantes de la agencia española EFE.

Los estudiantes exigen el cese de la represión y el desmantelamiento de los grupos paramilitares.

El disidente sandinista Enrique Sáenz dijo en su blog que, desde que se suspendió el diálogo, hay “más muertos, heridos, más torturados y más desaparecidos en Chinandega, León, Boaco, Managua y otros territorios que son asolados por los escuadrones de la muerte.

“Por el tipo de armas (que usan) se sospecha que son policías disfrazados de civiles. Y si no son policías, resulta claro que cuentan con protección policial pues se mueven libremente con total impunidad”, acusó Sáenz.



Ir a la Fuente


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Zaracay 100.5

¡estamos al aire!

Current track
TITLE
ARTIST

close-link